1. Inicio
  2. Blog
  3. Buenas noticias: Ecuador regresó a la Casa Blanca

Buenas noticias: Ecuador regresó a la Casa Blanca

El hecho de que un presidente ecuatoriano haya sido recibido recientemente por su homólogo estadounidense en la Casa Blanca en Washington es una buena noticia. Lo es porque significa la reanudación de las relaciones comerciales bilaterales entre Ecuador y Estados Unidos. Era algo que no ocurría desde hace 17 años.

La última vez fue durante el gobierno de Lucio Gutiérrez en el año 2003, acompañado por Mauricio Pozo, quien era su Ministro de Finanzas. Desde entonces, ningún otro Jefe de Estado ecuatoriano había vuelto a la Casa Blanca. George W. Bush era el Mandatario estadounidense, quien estaba en busca de su reelección, que finalmente obtuvo al año siguiente.

Tras el derrocamiento de Gutiérrez no hubo acercamientos a la Casa Blanca con su sucesor, Alfredo Palacios. Y peor aún, las relaciones bilaterales se deterioraron completamente durante el gobierno de Rafael Correa, entre el 2007 y 2017.

Ahora es Lenín Moreno quien llegó a varios acuerdos con Estados Unidos, presidido por Donald Trump. Entre esos logros consta la inclusión de Ecuador en la iniciativa América Crece. Es una buena noticia, pues se trata de un plan del gobierno estadounidense que tiene el objetivo de canalizar recursos de sus organismos estatales en infraestructura y energía para generar empleos en nuestro país. Además es una forma de atraer la inversión extranjera.

Otra buena noticia de esa reunión es la posible inclusión de cuatro nuevos productos ecuatorianos al Sistema de Preferencias Arancelarias. Se trata del brócoli, atún, flores y alcachofas. De igual forma se obtuvo el compromiso de Estados Unidos para ayudar a contrarrestar la delincuencia en el país y temas educacionales. Son buenas noticias.

Eso fue posible gracias a la gestión de la nueva embajadora del Ecuador en Estados Unidos, Ivonne Baki. Moreno la designó el pasado 3 de febrero, tras la salida de Francisco Carrión. Y de inmediato aceleró los trámites para que en cuestión de pocos días la plana mayor de nuestro gobierno esté en el despacho oval de la Casa Blanca.

Lamentablemente Ecuador perdió más de dos años -todo el ciclo presidencial de Moreno- al no contar con embajador idóneo para las relaciones con Estados Unidos. Es necesario saber elegir a esta clase de funcionarios que tengan buena relación con el país que tratarán comercialmente. Baki encaja perfectamente. Ella sostiene amistad con Trump desde hace muchos años. De hecho, cuando fue ministra de Comercio Exterior, durante el gobierno de Gutiérrez fue una de las artífices para que Ecuador sea sede del concurso Miss Universo en 2004.

Trump, quien era el dueño de la franquicia del concurso, le propuso a Baki que Ecuador se candidatizara para organizar el Miss Universo con el objetivo de que el país sea visto por todo el mundo y al mismo tiempo sea una vitrina para atraer a la inversión extranjera. Y eso se dio gracias a la buena relación entre Baki y Trump.

Luego de los acuerdos recientes con Estados Unidos nuestra responsabilidad ahora es que seamos un país políticamente aburrido. Es decir, no convertirlo en un circo político como lamentablemente ha ocurrido en estos años. Eso significa que debemos ser un país con ciudadanos, no solo con habitantes. La diferencia es que los ciudadanos saben cómo hacer respetar sus derechos, mientras que los habitantes solo viven en el territorio que llamamos país. Y para eso Ecuador debe ser políticamente aburrido.  Aprovechemos las buenas noticias.

Menú